yoga al atardecer
Yoga

Los ocho elementos del yoga

En el libro «Los yogasutra de Patanjali» se describen los ocho elementos que constituyen el yoga: yamas, niyamas, asanas, pranayama, pratyahara, dharana, dhyana y samadhi. Estos son sus nombres en sánscrito, vamos a ver su significado en español:

1. Yamas (restricciones)

Son restricciones o hábitos que debemos evitar. En el aforismo 2.30 del libro se puede leer: «Las restricciones son la no-violencia , la sinceridad, la honestidad, la castidad y la no-aceptación.»

1. Ahimsa (no-violencia)

No ejercer violencia de pensamiento, palabra o acción hacia ti mismo o hacia los demás. Esto es muy amplio y abarca desde evitar el diálogo interno negativo a evitar el chismorreo o incluso no ingerir alimentos que provengan de animales que hayan sufrido violencia.

2. Satya (sinceridad)

No mentir, no fingir ser algo que no somos o contar hechos falsos para obtener algún beneficio.

3. Asteya (honestidad)

No robar y no tomar nada que no nos pertenezca. Por ejemplo, no adjudicarnos el mérito por el trabajo que hayan hecho otros o evitar poseer cosas que para conseguirlas haya que perjudicar a otros.

4. brahmacarya (castidad)

No malgastar la energía sexual.

5. Aparigraha (no-aceptación)

No aferrarnos a cosas y volvernos dependientes de ellas, sean cosas físicas, personas o pensamientos. Cualquier cosa puede ser una fuente de sufrimiento si nos apegamos de tal forma a ella que no creamos que podamos vivir sin ella.

2. Niyamas (prescripciones)

Hábitos que debemos practicar. En el aforismo 2.32 dice: «Las prescripciones son: La higiene, el contento, la actitud ascética, el estudio y la meditación continuada en el Señor.»

1. Sauca (pureza)

Se refiere a la higiene y la pureza, mantener limpio el cuerpo, nuestro entorno y tener pureza mental, evitar ensuciar nuestra mente llenándola de contenido perjudicial, evitar ver películas con violencia o programas televisivos donde la gente discute a gritos y faltándose al respeto.

2. Santosha (contento)

Practicar el hábito de sentirnos agradecidos y satisfechos en todo momento, independientemente de nuestro entorno o las circunstancias. Siempre hay algo por lo que sentirnos agradecidos.

3. Tapas (disciplina)

Es importante a la hora de adquirir hábitos que tengamos una disciplina en su justa medida. Si un día meditas una hora y luego pasan semanas sin que dediques un minuto a la meditación, de poco servirá. Es mejor hacer cinco minutos al día pero que sean constantes y formen parte de una rutina. Evitar dejarnos llevar por la pereza o la desidia.

4. Svadhyaya (autoconocimiento)

Adoptar la costumbre de observarnos a nosotros mismos y conocernos. Esto se puede hacer observando nuestros pensamientos a lo largo del día, cuáles de ellos son recurrentes, y qué creencias tenemos y cómo las justificamos. También podemos fijarnos en cómo reaccionamos a las cosas que nos suceden y entender porqué lo hacemos de una determinada forma y no de otra o qué tipo de cosas causan ciertas reacciones en nosotros. En definitiva, aprender cómo funciona nuestra propia mente y entender quiénes somos.

5. Isvara pranidhana (meditation continuada en el Señor)

Meditar y tener la atención puesta en lo que tú consideres que es la fuerza creadora, ya sea la naturaleza, una deidad que signifique algo para tí, puede ser la energía creadora del universo, Jesús, Buda, etc. Se puede resumir en pensar en la fuente de origen de la que provienes y tenerla presente en tu día a día, recitarle mantras o hacerle ofrendas o bien, hacer buenas acciones dedicadas a ella. Por ejemplo, puedes preparar una comida y mientras la preparas dar gracias a la naturaleza por proveerte de esta rica abundancia.

3. Asanas (posturas)

Practicar una série de posturas físicas teniendo en cuenta la respiración y la atención de la mente en el momento presente.

4. Pranayama (control de la respiración)

Son técnicas de retención de la respiración que ayudan a canalizar energía y a obtener distintos efectos en la mente y el organismo en general. Pueden servir para relajar la mente, para equilibrar los dos hemisferios, para calentar el cuerpo antes de empezar la práctica de las asanas, entre otras opciones.

pexels-photo-267967.jpeg

5. Pratyahara (retirada de los sentidos)

Normalmente tenemos puestos los sentidos hacia el exterior para recabar información de la realidad que nos rodea y reaccionamos a ella dependiendo de lo que sentimos e interpretamos. En esta fase del yoga se intenta volver los sentidos hacia el interior. Podemos ir entrenando la habilidad de poder desconectar del entorno hasta poder estar en una habitación meditando tranquilamente, a pesar de que se oigan múltiples ruidos.

6. Dharana (concentración)

Una vez que estamos en calma y nos retiramos del exterior podemos empezar en concentrar la mente en un objeto, así evitamos la dispersión mental. Puedes observar una vela, fijarte en tu respiración y en cómo entra y sale el aire por tus fosas nasales, sirve cualquier cosa que te mantenga la mente localizada en un punto.

7. Dhyana (meditación)

Una vez que hemos conseguido tener nuestra mente quieta y concentrada en un punto, es posible alcanzar la meditación, que es la persistencia en este estado de concentración de la mente, sin que aparezcan otras distracciones como juicios o otras actividades mentales, tan sólo estamos concentrados en el objeto de atención.

8. Samadhi (contemplación)

Se alcanza si se consigue que la mente refleje sólo el objeto percibido, cómo si la mente se hubiera vaciado de ella misma. Se consigue ver el objeto en su pureza, sin distinguir entre objeto y observador, interior o exterior.

Y hasta aquí los 8 elementos del yoga según Patanjali, de los cuales solo me queda añadir que parece que el autor ha ordenado estos elementos de lo más material y fácil (escoger que comemos, que leer, como actuar en la vida) hasta lo más difícil y sutil como es conseguir el estado de contemplación (samadhi).

Salud!

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: