Gomukasana
Yoga

5 posturas de yin yoga

El Yin Yoga trabaja al nivel más profundo de nuestro cuerpo, tratando de relajar tendones, ligamentos, articulaciones  y fascias con el resultado de proporcionarnos una sensación de mayor apertura y relajación. Para ello las posturas se mantienen durante más tiempo que en los yogas dinámicos y ayudándonos con la respiración podemos ir profundizando en cada postura.

A continuación hago una lista de 5 posturas para practicar yin yoga:

1. Parsva Balasana

Colócate en perro boca abajo, luego lleva ambas rodillas al suelo formando un ángulo de 90 grados. pasa tu brazo derecho hacia tu lado izquierdo apoyando el hombro en el suelo. Apoya la palma de la mano izquierda en el suelo. Respira la postura y mantenla por 3-5 minutos, después haz lo mismo con el otro brazo.

Parsva Balasana
Parsva Balasana

2. Gomukasana

Siéntate en el suelo cruzando una pierna por enzima de la otra de tal forma que las rodillas queden en fila, una encima de la otra. A continuación flexiona el torso hacia delante acercando el torso al muslo y extiende los brazos a los lados. Aguanta la  postura unos 2 ó 3 minutos. Utiliza la respiración para hacer cómoda la postura.

Gomukasana
Gomukasana

Repite intercambiando la posición de las piernas; la pierna que antes estaba arriba ahora pasa a estar debajo.

3. pristhasana

Desde la postura del perro boca abajo, coloca la pierna derecha al lado de la mano derecha por la parte exterior. A continuación cobra la rodilla derecha hasta que quede en un ángulo de 90 grados. Estira la pierna izquierda y déjala que repose en el suelo y coloca los antebrazos en el suelo. Deberías notar el estiramiento en los isquiotibiales de la pierna adelantada y los adductores. Aguanta las postura unos minutos y después pasa la pierna hacia atrás hasta perro boca abajo. Repite el mismo proceso con la otra pierna.

Pristhasana
Pristhasana

4. Upavistha Konasana

Sentada en el suelo, abre las piernas mientras te apoyas en el suelo con el perineo. Mantén los pies flexionados y estira bien las piernas y sepáralas  a ambos lados con mucho cuidado, hasta llegar a un punto de equilibrio en el cuál notes un poco de estiramiento de los aductores. En cada inhalación estira más la espalda, y en cada exhalación dóblate más hacia delante con las caderas, no curves la espalda. Si quieres puedes usar unos cojines para hacer más cómoda la postura. Mantenla de 2 a 5 minutos.

Upavistha Konasana
Upavistha Konasana

5. Sucirandharasana

Túmbate de espaldas y dobla las rodillas hacia el pecho. Luego coloca el tobillo de la pierna derecha encima de la rodilla de la pierna izquierda. Agarra tu pierna izquierda y acercada todo lo que puedas hacia el abdomen.  Aguanta unos 3-5 minutos y repite la operación intercambiando las piernas.

Sucinrandharasana
Sucirandharasana

 

Y finalmente quédate tumbado en Savasana unos minutos mientras relajas el cuerpo y absorbes los beneficios de la práctica.

20180223_172703

Namasté,

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: