Pincha Mayurasana
Yoga

Pincha mayurasana: Beneficios y cómo hacerla

 

Pincha Mayurasana
Pincha Mayurasana

Vamos con otra postura invertida: Pincha Mayurasana, traducida al español: la pluma de pavo real.

Es un pelín más complicada de realizar que shirshana porque en esta asana no se apoya la cabeza en el suelo, tan solo nos apoyamos en los antebrazos y las manos: ahí está el reto. Para mantener el equilibrio debemos activar todo el cuerpo, en especial los brazos y la parte alta de la espalda y va genial para tonificar:

Beneficios:

  • Fortalece parte alta de la espalda.
  • Mejora el equilibrio
  • Calma la mente
  • Fortalece músculos del serrato
  • Mejora la capacidad de concentración.
  • Desarrolla fuerza en brazos.
  • Estira la parte frontal del cuerpo.

No se recomienda hacerla si: tienes la menstruación, dolor de cabeza o presión arterial alta.

Cómo hacerla

En realidad, como en todas las asanas, hay infinidad de variaciones pero esta seria una de las formas más fáciles de llegar a hacerla si todavía no la dominas:

Primero de todo, asegúrate de tener fuerza suficiente en los brazos para poder aguantarla y  de que tienes estabilidad en los hombros. Si puedes aguantar unos minutos en la postura de Chaturanga Dandasana y en la postura del delfín puedes probar a hacerla.

Si todavía no la dominas, puedes ponerte cerca de una pared para evitar caerte bruscamente.

Colócate en perro boca abajo y luego coloca los antebrazos en el suelo, paralelos a la altura de los hombros y abre bien los dedos de las manos colocando las yemas de los dedos bien amarradas al suelo.

Pincha mayurasana prep
Pincha Mayurasana prep

Luego ve caminando hacia tus manos hasta que la espalda quede lo más vertical posible, coloca el ombligo hacia dentro y centra tu mirada en un punto equidistante entre ambas manos.

Pincha Mayurasana Prep 2
Pincha Mayurasana Prep 2

Sube una pierna arriba e impúlsate un poco con la otra pierna, haz fuerza abdominal para elevar las piernas, y manténlas activadas y  juntas. Poquito a poco ve enderezando la espalda hasta quedar en posición vertical.

Pincha Mayurasana
Pincha Mayurasana

Aguanta un ratito en esta postura (1 minuto por ejemplo) y sobretodo, no te olvides de seguir respirando, que a veces estamos tan pendientes de la postura que nos olvidamos lo más importante: respirar.

Cuando estés listo baja con control una pierna y luego la otra y regálate unos segundos en balasana para descansar y volver tu respiración a su ritmo normal.

Puedes repetir varias veces intercambiando la pierna que subes primero para ir mejorando el equilibrio en ambos lados e ir probando y ganando seguridad y control. Después de practicar un tiempo seguro que le coges el punto y la añades a tu práctica habitual.

Saludos y feliz semana,

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: