Mukta Hasta Sirsasana
Yoga

Cómo hacer la transición Kakasana-Mukta Hasta Sirsasana-Kakasana

Los beneficios de hacer posturas de equilibrio en yoga son muchos, entre ellos la calma mental que conseguimos al realizar estas posturas ya que para mantener el equilibrio debemos estar concentrados en el momento presente, dejando la mente en blanco.

En esta entrada voy a explicar cómo hacer la transición de la asana Kakasana (en español: el cuervo) a la postura de Mukta Hasta Sirsasana (El Trípode) y de aquí, cómo volver a la postura del principio, Kakasana.

Kakasana (El cuervo)
Kakasana (El cuervo)

 

Mukta Hasta Sirsasana
Mukta Hasta Sirsasana

 

Es una transición muy bonita en la que se trabaja el equilibrio, la fuerza de abdomen y brazos, movimiento de muñecas y, además, nos ayuda a tener calma mental de la que he hablado antes.

contraindicaciones:

Evita hacerla si:

  • Tienes la menstruación
  • Dolor de cabeza
  • Glaucoma
  • Tensión alta
  • Problemas cervicales

Si ya dominas las dos posturas  puedes animarte a  probar a hacer esta transición, haz click en el siguiente vídeo para verla:

Cómo hacerla:

Una vez estas en la posición de Kakasana, ve llevando el peso del cuerpo hacia delante mientras vas inclinando tu cabeza hasta colocar la coronilla en el suelo.

Tips para mantener el equilibrio: El truco está en el movimiento de las muñecas para mantener el equilibrio, también te ayudará activar el abdomen llevando tu ombligo hacia dentro y centrar tu mirada en el punto donde vas a colocar la cabeza, a un palmo por delante de tus manos, de tal forma que la cabeza y las manos formen un triangulo en el suelo.

Una vez tengas la cabeza apoyada en el suelo, junta ambas rodillas y llévalas al pecho. Des de aquí estira ambas piernas hacia el techo: ya tenemos Mukta Hasta Sirsasana.

Ahora lentamente flexiona las rodillas y acércalas al abdomen lo más que puedas, apoya tus tibias en la parte posterior de tus brazos y busca tu equilibrio mientras levantas la cabeza del suelo. Esta es para mi la parte más compleja de la transición: usa las muñecas y la fuerza en brazos para ir controlando el peso del cuerpo y mantenerte en equilibrio hasta llegar a Kakasana.

Avanzar en la practica de yoga nos ayuda a generar más autoconfianza porque aprendemos que se puede conseguir aquello que creemos imposible, tan solo hay que practicar, practicar y practicar.

Qué posturas nos ayudan a prepararnos para esta transición:

Los saludos al sol van muy bien para calentar y para entrenar los músculos que se usan en esta transición y en concreto hay dos posturas que nos vendrán muy bien:

Para conseguir fuerza en brazos: Chaturanga Dandasana. Intenta practicarla bajando los brazos, y apoyándote solo en las manos y los dedos de los pies, sin que las piernas ni el abdomen toquen el suelo, así conseguirás tono muscular en hombros, tríceps y bíceps.

Para practicar flexión hacia delante: Uttanasana: En esta postura practica el activar el abdomen, llevando el ombligo hacia dentro y flexiónate desde la cadera intentando que tu abdomen llegue a tocar los muslos, manteniendo la espalda recta.

Otras posturas que te ayudarán:

Bakasana: para trabajar el equilibrio de brazos, es parecida a Kakasana pero en esta apoyamos las rodillas en las axilas, en vez de apoyar tibias en los brazos.

Prasarita Padottanasana A: Para practicar la flexión hacia delante con brazos apoyados en el suelo y las piernas abiertas.

Prasarita Padottanasna A
Prasarita Padottanasna A

Espero que te haya gustado y que te animes a probar esta mini secuencia de yoga.

Saludos y nos vemos en el próximos post!  🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: