Bienestar

Qué es la resiliencia y cómo podemos entrenar esta capacidad.

Últimamente me he topado mucho con esta palabra y me ha picado la curiosidad de leer sobre todo este tema, y la verdad es que me ha parecido muy útil cómo recurso para la vida diaria, así es que he decidido hacer una entrada sobre esto.

¿qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

Es decir, ser resilientes nos ayudará a salir reforzados de una situación adversa, cómo puede ser: la muerte de un ser querido, problemas económicos, una enfermedad, situaciones de maltrato o abusos, es decir, cualquier situación que nos suponga una perdida o un perjuicio.

«Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.»  Viktor Frankl

Viktor Frankl fue un neurólogo y psiquiatra austríaco de origen judío que sobrevivió a varios campos de concentración nazis, aunque lamentablemente su esposa y padres fallecieron en esos campos de concentración. Después de acabar la segunda guerra mundial y ser liberado, escribió y publicó el libro: El hombre en busca del sentido, en el cuál relata su experiencia vivida durante su cautiverio y describe los pensamientos que le ayudaron a sobrevivir y no darse por vencido ante tales circunstancias.

Todos pasamos por momentos difíciles en nuestras vidas que escapan a nuestro control, pero siempre podemos elegir cómo afrontamos estas experiencias y podemos elegir aprender de ellas para ser más fuertes.

Lo contrario a esto, seria adoptar el papel de víctima, o negar la realidad, siendo ambos casos nocivos para nosotros porque nos colocan en una actitud pasiva ante las circunstancias.

¿Cómo podemos entrenar la resiliencia?

Por suerte podemos aprender y entrenarnos para ser mas resilientes: la costumbre hace al monje, así que si empezamos a adquirir unos hábitos saludables de pensamiento y comportamiento, poco a poco iremos desarrollando esta capacidad.

Querernos mucho.

Ante todo y sean cuales sean nuestras circunstancias, debemos tener una sana autoestima, fuerte e independiente de factores externos. Cada persona es única y el valor de un ser humano no se mide por el éxito profesional, ni los ingresos, ni el poder, ni la belleza ni nada de eso. Debemos aprender a amarnos sin condiciones de ningún tipo.

Cuidar nuestras relaciones.

Sentir que nos rodeamos de personas que nos aman y sentir que nos van a apoyar en situaciones difíciles puede ser de mucha ayuda. Por eso es importante que establezcamos relaciones sanas en las que podamos ayudar y ser ayudados.

backlit dawn foggy friendship
Photo by Helena Lopes on Pexels.com

Establecer una actitud proactiva.

Siempre podemos tomarnos un tiempo para meditar y preguntarnos qué podemos hacer para mejorar la situación actual y de esta forma enfocar nuestros pensamientos en lo que sí podemos cambiar. Eso nos hará sentir que tenemos algo de control en la situación y nos hará sentir mejor, en vez de  limitarnos a reaccionar ante los acontecimientos.

Aceptar la realidad.

No por el mero de hecho de no querer ver un problema, éste va a desaparecer por arte de magia, más bien todo lo contrario: la bola se irá haciendo más grande hasta que estallará en nuestras narices. Es mejor que aceptemos la realidad para empezar a ponernos manos a la obra para intentar solventar el problema.

Ser flexibles para adaptarnos a los cambios.

Si nos resistimos al cambio no vamos a poder adaptarnos. La vida es una constante de cambios, por eso en vez de malgastar la energía en resistirnos a ellos será mejor aceptarlos y crecer con la experiencia.

«No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio.» Charles Darwin

Invertir en nosotros y aprender.

Ya sea darnos tiempo para leer, o apuntarnos a cursos para adquirir nuevas habilidades, el caso es que cuantas más herramientas tengamos a nuestro alcance, más recursos tendremos para superar dificultades en nuestras vidas.

Hasta aquí la entrada de hoy, espero que la hayas disfrutado y/o te haya sido de utilidad.

Saludos! 🙂

 

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: