Uavistha Konasana
Yoga

Posturas de yoga para aliviar los síntomas de la menstruación.

En esta entrada propongo unas posturas de yoga para una sesión de yoga tranquila y que a la vez alivie esos molestos síntomas de la menstruación. Son posturas fáciles, para todos los niveles y la duración de la práctica va a depender del rato que prefieras estar en cada postura.

Como siempre recomiendo, si tienes unos dolores muy fuertes y recurrentes lo mejor es ir al ginecólogo para que mire si hay algún tipo de lesión o enfermedad cómo pueden ser ovarios poliquísticos o endometriosis, por ejemplo.

Recomendaciones para la  practica del yoga durante la menstruación:

Lo más importante es que escuches tu cuerpo y actúes en consecuencia porque depende mucho de cada caso. Hay quienes recomiendan no hacer posturas invertidas o ni siquiera practicar nada de yoga durante los 3 primeros días. Yo, personalmente, evito hacer posturas invertidas e intento no hacer ninguna postura que pueda dificultar la salida natural del flujo, pero como comentaba antes: cada persona lo siente distinto.

Es recomendable llevar ropa muy cómoda que no apriete en la zona del vientre y nos permita hacer los movimientos fácilmente.

Aquí tenéis un resumen de las asanas:

Yoga menstruación

1-2.Bitilasana/marjaryasana. 

Hacemos unas cuantas respiraciones: inhalando sacamos pecho y miramos hacia arriba y exhalando redondeamos la espalda y llevamos el mentón hacia el pecho.

3. Adho Mukha Svanasana.

Nos quedamos unas 10 respiraciones en esta posición y podemos ir flexionándola las rodillas si nuestros talones no llegan al suelo o tenemos tensión en los isquiotibiales.

4. Balasana.

Nos quedamos en esta posición tan agradable durante 10 respiraciones, relajando todo el cuerpo.

5. Dandasana.

Nos sentamos encima de los isquiones con las piernas juntas y estiradas y los pies flexionados. Colocamos las palmas de las manos a los lados de nuestras caderas y mantenemos los brazos estirados y la espalda recta, con la coronilla apuntando al techo. Quédate unas 5-10 respiraciones.

6. Paschimottanasana.

Desde la postura anterior, exhalando ve flexionándose con suavidad hacia delante. Puedes cogerte los pies con las manos o bien puedes usar una cinta. Otra opción es flexional las rodillas para evitar tensión en la parta posterior de las piernas y llegar a cogerte los pies sin tener que redondear la espalda en exceso.

7. Baddha Konasana.

Nos sentamos con las piernas flexionadas y juntamos la plantas de los pies. Vamos llevando las rodillas lo más cerca posible al suelo y mantenemos la espalda recta.

8.Upavistha Konasana.

Abre las piernas y lleva los glúteos hacia atrás. Los pies están flexiondos. Mantén tu espalda recta, y poco a poco, con ayuda de las manos, ve caminando hacia adelante cómo si quisieras llevar tu pecho al suelo. Llega hasta dónde te sientas cómoda, busca el punto de equilibrio: que notes que estas trabajando la apertura de cadera pero sin lesionarte. Relájate, respira profundamente y suelta toda la tensión de las ingles y las caderas. Tómate tu tiempo (mínimo 10 respiraciones).

9. Pavana Muktasana.

Nos tumbamos en el suelo y llevamos las rodillas al pecho, las abrazamos y llevamos nuestra cabeza hacia las rodillas aguanta 5 respiraciones. Después descansa en la esterilla.

10. Viparita Karani.

Nos colocamos con las piernas apoyadas en la pared y podemos poner una manta en la zona de las lumbares para un plus de comodidad. Podemos colocar las manos en la zona del vientre donde notemos los calambres y con la ayuda de la respiración vamos calmando el cuerpo y nos dejamos llevar.

Y para finalizar podemos hacer unos minutos en savasana, completamente estiradas en el suelo y/o hacer una pequeña meditación.

Es buenos que dediquemos un tiempo a escuchar nuestro cuerpo y permitirle expresarse y hacer lo que nos pide. Muchas veces queremos hacer vida totalmente activa en momentos en los que nuestro cuerpo nos está pidiendo un reposo y lo que hacemos es tomar algún medicamento para taponar el dolor, por ejemplo en casos de gripe, o con la menstruación misma.

En todo ciclo hay momentos de introspección y quietud (en el ciclo lunar cuando hay luna nueva, en las estaciones cuando llega el invierno o la menstruación en el caso del ciclo fértil, entre otros ejemplos).

Así que durante estos días mímate y no te sientas mal por ello!

gatos comodos

Namasté,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: