Yoga

Yoga para aliviar los síntomas del catarro.

Con la llegada del otoño y las temperaturas frías acostumbran a aumentar los catarros y resfriados, por eso en la entrada de esta semana os comento de que forma podéis usar el yoga para aliviar los síntomas y poder hacer un poco más ameno el proceso de recuperación.

1. Limpiar las fosas nasales.

El primer paso es limpiar de mucosidad las fosas nasales. Yo hago limpieza con el «neti pot», que es una especie de jarrón que se llena de agua con sal y se introduce el pitorro en una de las fosas nasales. Inclinamos la cabeza y dejamos que el agua entre por una fosa nasal y salga por la otra, arrastrando las impurezas que tengamos en el interior. Después de que haya salido toda el agua repetimos el mismo proceso en la otra fosa nasal. Es importante que nos aseguramos que no queda agua dentro, así que mueve bien la cabeza y suénate para limpiar los restos de agua.

2. Respiración Ujjayi. 

Es una respiración que se usa en la práctica de algunos tipos de yoga como por ejemplo: vinyasa o ashtanga. Se la conoce como la respiración de la victoria y este tipo de respiración se hace cerrando un poco el jalandhara bandha (el bandha de la garganta). Al respirar se tiene que oír un sonido como de las olas del mar o a lo Darth Vader 😜. Este tipo de respiración hace que la entrada y salida de aire en las fosas nasales se haga de forma más lenta  y controlada y ayuda a que no se forme más mucosidad, con lo cual podremos respirar por la nariz y seguir practicando yoga. Este tipo de respiración también nos calienta el cuerpo y nos aporta energía a la vez que nos mantiene con la mente aquietada y además ayuda a mejorar la concentración.

3. Asanas

Las siguientes asanas ayudan a mejorar los síntomas del catarro, las he sacado del libro «Luz sobre el yoga» del maestro Iyengar, así que puedes integrarlas en tu práctica de yoga durante estos días:

Yoga para catarro

  1. Adho Mukha Svanasana.
  2. Uttanasana
  3. Paschimottanasana
  4. Sarvangasana.
  5. Sirsasana.

 

Y recuerda cuidarte durante estos días: bebe abundante agua y duerme lo suficiente para que tu cuerpo pueda ir limpiándose y sanando a su ritmo.

Y nada más, nos vemos en la próxima entrada! 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: