Hombre meditando
Yamas

Tercer Yama: Asteya, la honestidad.

El cuarto Yama según los ocho elementos del yoga, es Asteya, la honestidad.

Esto es un precepto bastante universal, que casi todas las religiones contienen y que consiste en generar  verdadera confianza, evitando aprovecharnos de otros y quedarnos cosas o méritos que no hemos conseguido, como robar ideas o objetos de otras personas.

Ser honestos incluye respetar los méritos de otras personas: por ejemplo, respetar y valorar las aportaciones de los demás o evitar quedarnos todo el mérito por logros que se han conseguido por la colaboración de varias personas. También significa evitar robar las ideas de otros, plagiarles o conseguir cualquier cosa que es en realidad le pertenece a otros.

«No hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino.» Thich Nhat Hanh

Cuando nos quedamos con algo que pertenece a otros, estamos generando una energía que también recibimos a cambio porque todo vuelve a nosotros. Generar falta de confianza en otros, puede significar falta de confianza en uno mismo, en las propias capacidades. Así que una forma de aumentar la confianza en nosotros mimos es ser transparentes y ser nosotros mismos sin tener la necesidad de quedarnos con nada que no nos pertenezca y que se hayan ganado otras personas.

Flor
Photo by Sarah Ball on Unsplash

Al practicar la  honestidad, nos concentramos en aquellas cosas que podemos aportar y trabajamos en ello, de forma que nos sentimos bien y aprendemos nuestras capacidades y podemos ir evolucionando, por lo tanto practicar esto nos aportará más bienestar en general.

En la próxima entrada toca el cuarto Yama, Brahmacarya o la moderación.

Saludos y feliz semana 💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: