Flor
Yamas

Quinto Yama: Aparigraha, el desapego.

El quinto y último yama es aparigraha o desapego, entendido como la capacidad de dejar marchar aquellas cosas que ya no nos sirven y adaptarnos al cambio.

Una de las barreras que nos ponemos para seguir evolucionando o aprendiendo es que nos apegamos a las cosas que conocemos, aunque ya no nos sean útiles o incluso sean cosas que nos estén robando felicidad.

«Algunos de nosotros  pensamos que aferrarnos nos hace fuertes, pero a veces se trata de dejar ir.» Hermann Hesse

Preferimos seguir en lo que conocemos que arriesgarnos a la posibilidad de algo mejor por el miedo a entrar en la zona desconocida y sentirnos vulnerables. Esto nos pasa porque nuestro cerebro está diseñado para evitarnos peligros y tomar riesgos y de este modo asegurar nuestra supervivencia. Esto es positivo y necesario, lo que ocurre es que en la vida moderna actual aplicamos este mismo filtro a cosas que en no son un peligro real, sino que simplemente activamos las señales de alerta ante cosas como el cambiar de empleo, probar nuevos hábitos o cualquier cambio que estemos bloqueando en nuestras vidas que nos impiden aprender y desarrollarnos completamente.

plantas
Photo by Gina Davis on Unsplash

Por eso es positivo empezar a practicar un desapego saludable, y no hace falta hacer cosas muy drásticas, podemos empezar poco a poco haciendo cada día un pequeño paso. Nos puede ayudar empezar a escribir un diario anotando las cosas que nos van pasando por la cabeza y con el tiempo podremos ir observando hábitos o rutinas que sabemos que nos convienen pero que por algún motivo seguimos repitiendo una y otra vez.

Se puede estar aferrado a muchas cosas y personas: pueden ser creencias limitantes que nos impiden disfrutar de la vida, como por ejemplo pensar que necesitamos conseguir algo para ser felices en el futuro, o que se necesita acumular mucho dinero para ser feliz. O podemos tener alguna adicción a alguna sustancia como el azúcar, nicotina, chocolate, alcohol, etc. o podemos ser adictos a estar ocupados todo el día, o adictos a no hacer nada, o a una relación con alguien que nos impide avanzar, pueden ser infinidad de cosas.

«Si miramos el objeto de nuestro apego con una simplicidad nueva, comprenderemos que no es ese objeto lo que nos hace sufrir, sino el modo en que nos aferramos a él.» Matthieu Ricard

No existen personas o sustancias tóxicas sino más bien es la relación que establecemos con el objeto o la persona. Incluso el agua puede ser tóxica si la bebemos en exceso, todo requiere un equilibrio saludable.

Si te interesa el tema del desapego te dejo el enlace a la entrada acerca de practicar del desapego. 🧘‍♀️

 

En resumen, estos son los 5 Yamas:

  1. Ahimsa (no violencia).
  2. Satya (no mentir.)
  3. Asteya (no robar).
  4. Brahmacarya (no malgastar energia sexual).
  5. Aprarigraha (no apegarse).

Los Yamas son restricciones de nuestra conducta en sociedad, cosas que debemos evitar. En general, vemos que este primer elemento del yoga es de nuestra relación con los demás y nuestro entorno. El segundo elemento son los Niyamas, que son conductas y hábitos que se recomiendan cultivar en nuestra relación con nosotros mismos, y a partir de allí cada elemento del yoga va adentrándose más hacia nuestro interior desde la parte más física (Asanas) hasta la más sutil o espiritual hasta alcanzar el último que es Samadhi o  «el despertar».

Con esta entrada termino la serie dedicada a los «Yamas». Aquí dejo el enlace acerca de los ocho elementos del yoga donde hay un resumen general de todo esto📌

Saludos!💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: