felicidad
Bienestar

Consigue felicidad gracias a estos 5 hábitos (científicamente comprobados).

Alcanzar la felicidad es quizás el principal objetivo que nos proponemos la mayoría de personas, y por eso se ha escrito mucho sobre el tema y se sigue estudiando para dar con las claves que nos ayuden a entender cómo alcanzarla.

Grácias al desarrollo tecnológico, actualmente es posible medir y observar en directo los cambios que se producen en el cerebro cuando éste recibe ciertos estímulos y de esta forma entender mejor cómo funciona y que hábitos nos pueden ayudar a sentirnos felices de una forma saludable y natural. Estos son 5 hábitos que puedes empezar a practicar desde hoy mismo que te ayudarán a ser más feliz:

1. Dormir adecuadamente.

El sueño es un proceso muy importante para el correcto funcionamiento de nuestra mente. Durante este proceso se llevan a cabo multitud de funciones que ayudan a la mente a formar los recuerdos, asimilar nueva información y aprender, se liberan distintas hormonas para el correcto funcionamiento del organismo, por nombrar sólo algunas de las funciones. Durante el sueño, el cerebro pasa por distintas fases, cada una de ellas necesaria para su correcto funcionamiento y por eso es importante tener un sueño profundo y sin interrupciones. Al hacer estudios con personas que se han visto privadas del sueño se ha visto que hay efectos negativos a corto y largo plazo:

  • aumenta la irritabilidad
  • Problema para relacionarse con los demás
  • Depresión
  • Ansiedad

Los expertos recomiendan para un adulto dormir entre 6-8 horas cada día, con esto conseguimos hacer todos los ciclos del sueño necesarios para una mente sana así que, este es el primer hábito saludable a tener en cuenta.

2. Dieta saludable.

Ya habrás oído en muchas ocasiones aquello de que somos lo que comemos, y es que en realidad la calidad de los alimentos que ingerimos está directamente relacionada con la calidad del rendimiento de nuestro organismo en general y, por supuesto, de nuestro cerebro y las emociones. El cerebro necesita ciertas sustancias y compuestos biológicos para llevar acabo sus funciones, y estas sustancias se obtienen principalmente a través de los alimentos que comemos. Una dieta rica en alimentos naturales, frescos y repletos de vitaminas, proteínas y nutrientes será un recurso excelente para que la mente pueda funcionar en condiciones óptimas, y por tanto, nos sentiremos más felices y sanos. Los alimentos que debemos tener en nuestra despensa:

  • Fruta y verdura
  • legumbres
  • cereales y semillas
  • Grasas saludables (aceite de oliva, aguacate, etc.)
  • Menos proteínas animales, pero de mayor calidad. (huevos ecológicos, pescado azul, carne ecológica…)

También hay que evitar en lo posible alimentos que sean de difícil absorción, los que sean inflamatorios, y en general aquellos alimentos «vacíos» que son aquellos que no aportan nutrientes y en cambio son fuentes de azúcares refinados, grasa saturadas y químicos:

  • alcohol y drogas.
  • azúcares refinados y bollería industrial.
  • Carnes procesadas y con alto contenido en sal (hamburguesas, salchichas, embutidos).
  • Alimentos con pesticidas o productos químicos nocivos.
  • Carne de animales hormonados y con altas dosis de antibióticos.
  • Alimentos procesados con alta cantidad de químicos (colorantes, conservantes, edulcorantes, etc.)

3. Practicar la gratitud.

chica feliz
Photo by Gian Cescon on Unsplash

El famoso hábito de escribir un diario de gratitud nos aporta muchos beneficios. Una forma de hacerlo consiste en escribir cada día una lista de tres cosas por las que nos sentimos agradecidos, desde cosas triviales como agradecer el café de la mañana a coas más profundas como sentirnos agradecidos por seguir vivos un día más.

El motivo por el cuál esto nos ayuda a sentirnos más felices es que al estar pensando en las tres cosas que debemos poner en la lista automáticamente hacemos un cambio de tuerca mental y nos enfocamos en la abundancia que nos rodea, y al hacerlo estimulamos el núcleo acumbens del cerebro, que es donde se halla el circuito de recompensa y se segregan hormonas como la dopamina, neurotransmisor que ayuda a aumentar la sensación de placer. Por eso, a tu mente le gusta que seas una persona agradecida.

4. Ser altruistas.

Las personas que practican el altruismo de forma habitual se sienten felices ya que este hábito ayuda a generar confianza y aumenta la autoestima. Al estar tomando acciones para ayudar a otras personas, nos hace sentir personas activas en la comunidad y nos ayuda a sentirnos más conectados a nuestro entorno y crear una sociedad positiva y esto ayuda a estimular zonas de nuestra mente que se relacionan con los mecanismos que nos hacen sentir felicidad. El ser humano es social por naturaleza y una sociedad saludable y inclusiva  significa que hay individuos más positivos y felices.

5. Meditar.

Y es que parece ser que los budistas ya vieron claro hace miles de años que el hábito de meditar aportaba numerosos beneficios para nuestra mente. Se han hecho multitud de mediciones del cerebro a personas antes, durante y después de la meditación e incluso se han hecho analíticas de sangre en personas antes y después de meditar y los resultados dejan claro que el hábito de meditar ayuda a reducir las hormonas relacionadas con el estrés y aumenta las hormonas del placer, ayuda a que la mente descanse y se organice mejor con lo cual aumenta la concentración, la memoria y las capacidades cognitivas en general. Gracias a la neuroplasticidad de nuestro cerebro, podemos nuevos patrones de pensamientos y emociones positivas usando las meditaciones guiadas o las visualizaciones. Esto es una noticia muy positiva porque significa que en cualquier momento de nuestras vidas podemos tomar la decisión acerca de quienes queremos ser y como queremos sentirnos y podemos usar la meditación para entrenar nuestra mente a ser nuestra aliada.

En resumen, pequeños hábitos cada día son los que hacen una gran diferencia a lo largo del tiempo, así que hoy mismo puedes empezar a aplicar estos sencillos hábitos en tu día a día!

Pssst!: puedes suscribirte a la newsletter de Yoga & Flow y recibirás un correo con las nuevas entradas que se publiquen ✉️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: