el trípode
Yoga

4 Formas para hacer la postura del trípode.

El trípode, o Hasta Mukta Sirsasana en sánscrito, es una buena postura para empezar a probar posiciones invertidas, ya que al tener apoyada la cabeza y las manos es relativamente sencillo mantener el equilibrio. Con esta postura iremos ganando confianza y nos acostumbraremos a la sensación de estar boca abajo, aunque no se recomienda mantener esta postura mucho rato porque en ella apoyamos la cabeza y mejor no abusar de esta posición.

En esta entrada os explico algunas formas para entrar en esta postura, para que vayáis probando y practicando, o simplemente para probar a hacer alguna transición distinta. Como siempre, recomiendo que para aquellos que seáis nuevos en el mundo yoga, lo mejor es que acudáis a vuestro centro de yoga para que el profesor/a pueda ayudaros y corregiros la alineación y así evitar lesiones y avanzar de forma segura en vuestra práctica.

Beneficios del trípode:

  1. Fortalece el torso.
  2. Estira los músculos del abdomen y de las piernas.
  3. Mejora el equilibrio.
  4. Relaja y energiza la mente.
  5. Fortalece brazos y hombros.
  6. Reduce ansiedad y depresión.
  7. Estimula la glándula tiroides y la pituitaria.

Contraindicaciones:

  • Lesión en las cervicales.
  • Dolor de cabeza y migraña.
  • Alta presión sanguínea.
  • Enfermedades del corazón.
  • Trombosis
  • Arterioesclerosis.
  • Embarazo.

Haz click en el vídeo para ver el tutorial:

1. Subiendo las rodillas a los brazos.

Colocamos la cabeza y las manos en el suelo, de tal forma que estos tres puntos formen un triangulo. Colocamos ambas rodillas encima de los brazos y activamos el abdomen y los músculos de los brazos. Poco a poco vamos estirando las piernas hacia arriba manteniendo el equilibrio hasta dejarlas lo más rectas posibles.

2. Desde Prasarita Padottanasana.

Nos flexionamos dede la cadera hacia adelante sin curvar la espalda y colocamos las manos y la cabeza en el suelo, asegurándonos de tener los glúteos lo más arriba posible, por encima de las caderas, y poco a poco vamos subiendo las piernas hacia arriba hasta mantenerlas juntas y rectas en vertical.

3. Desde la grulla. 

Desde la posición de la grulla, vamos llevando el peso poco a poco hacia adelante y vamos a llevar poco a poco la cabeza hacia el suelo, muy despacio y suavemente. Puedes colocar una manta o cojín para proteger tu cabeza, y cuando tengamos la cabeza apoyada en el suelo, solo nos queda estirar las rodillas y llevar las piernas hacia arriba manteniéndolas juntas.

4. Subiendo las piernas rectas.

Ponemos las manos y la cabeza en el suelo y vamos caminando con los pies hacia la cabeza, llevando los glúteos hacia arriba. Activamos todos los músculos del torso y las piernas. Poco a poco vamos subiendo las piernas juntas hacia arriba estiradas hasta que queden en la vertical.

Hay muchísimas más maneras de entrar en esta posición pero aquí os explico algunas de las más sencillas.

Saludos! 💜

  • Si queréis mandarme alguna solicitud de algún tutorial en concreto me lo podéis pedir en los comentarios o podéis mandarme la petición desde el formulario de contacto.
  • Para suscribirse a la newsletter de Yoga & Flow: Newsletter.
  • Para información sobre clases particulares de yoga en Granollers y alrededores: Clases particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: