cabecera post bienestar
Bienestar

Ser responsables de nuestro bienestar

Hay cosas que sabemos que no podemos controlar, como el tiempo que va a hacer o el comportamiento de otras personas, y aún así muchas veces perdemos mucho tiempo y energía poniendo nuestra atención en esta clase de cosas que escapan a nuestro control.

Si queremos ser responsables de nuestro propio bienestar, el primer paso es ser conscientes de las veces que caemos en esta trampa de quedar atrapados en las cosas que no podemos controlar, y para eso, tenemos que prestar atención a nuestro propio comportamiento y pensamientos, es decir, dejar de mirar afuera y mirar hacia adentro.

Cuando estemos en una situación en la que sintamos malestar o que nos provoque sufrimiento, observamos aquello que está fuera de nuestro control (las decisiones de otros, el azar, pasado, futuro, etc) y nos damos cuenta de que no sirve de nada lamentarnos por ello, no va a cambiar la situación actual. Después, ponemos nuestra atención en aquello que está dentro de nuestra esfera de influencia, lo que sí podemos controlar: nuestra actitud presente, nuestras decisiones, pensamientos, etc. y aprovechamos la energía para ser proactivos en aquellas cosas que sí podemos controlar.

Llegados a este punto, nos sentiremos más motivados para lograr bienestar si centramos la atención en todo aquello que podemos hacer para lograrlo, además de que atraemos a nuestras vidas todo aquello a lo que prestamos más atención, con lo cuál, poco a poco iremos aumentando la capacidad de sentir bienestar.

post bienestar

Algunas ideas para cultivar el bienestar:

  • Dedicar un tiempo al autoconocimiento. Si no nos conocemos, no sabemos lo que nos hace bien o mal y podemos caer en espejismos.
  • Acudir a un profesional si lo necesitamos (psicólogo, terapeuta, médico, etc.)
  • Decidir alinear nuestra forma de vida con nuestros valores personales, evitando conflictos internos.
  • Practicar la gratitud.
  • Entrenar nuestra resiliencia.
  • Vivir en el momento presente.
  • Pasar tiempo con personas que nos aporten paz.
  • Hacer actividades que nos aporten energía positiva (bailar, artes marciales, pintar, leer, paseos en la naturaleza, hacer música, etc)

Entradas que te pueden interesar:

Saludos 💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: