postura la paloma con cinta

5 imprescindibles para mejorar tu práctica de yoga en casa.

Nuestra práctica de yoga va evolucionando al igual que nosotros a lo largo de la vida. Con el tiempo vamos aprendiendo más asanas, probamos distintas secuencias, profesores distintos y vamos adaptando la práctica a cada etapa que vamos viviendo.

Algunos objetos pueden ayudarnos mucho en nuestra práctica; ya sea porque somos principiantes y necesitamos una ayuda extra en algunas posturas, o quizá nos estemos recuperando de una lesión y temporalmente necesitamos apoyo extra o simplemente hay asanas que es mejor hacerlas con alguna variación debido a nuestra constitución física.

En cualquier caso, pienso que siempre son bienvenidos todos los objetos que nos ayuden a avanzar o nos aporten un extra en nuestra sesión, y hay algunos que se han convertido en imprescindibles en mi día a día. Los explico a continuación.

#1. Bloques

Postura escorpión con bloque

A parte de la esterilla y la ropa de yoga, esta fue mi primera inversión en objetos para hacer mi práctica y fue todo un acierto. Al principio me compré dos, pero en estos momentos tengo bastantes mas que he ido comprando para compartir con amigos o familiares o para algunas clases que he hecho y van genial.

Se pueden usar para hacer variaciones en infinidad de asanas, como soporte para algunas posturas de restorative yoga, en fin, la lista de utilidades de los bloques es enorme. Lo estuve usando mucho tiempo para la postura de la paloma real, colocando un bloque debajo de la nalga de la pierna flexionada hacia delante para alinear la cadera o también entre las manos para hacer pincha mayurasana y evitar que los brazos se me cerrasen.

#2. Cintas

postura paloma real con cinta.
Postura de la paloma real con cinta.

Siguiendo la lista, creo que otro imprescindible son las cintas, sobretodo en aquellas posturas en las que todavía no tenemos suficiente flexibilidad para llegar a la zona indicada y queremos ir avanzando poco a poco. Por ejemplo, para Gomukasana, cuando no nos llegamos a coger las manos por detrás de la espalda; O en Natarajasana, para ir trabajando la apertura de pecho y de cadera. En fin, tiene muchas más utilidades que iré contando en otros posts, pero recomiendo totalmente tener una de estas en la práctica.

#3. Rueda de yoga

Postura kapotasana con rueda
kapotasana con rueda

En mi caso la compre cuando me di cuenta que lo de practicar yoga iba en serio, y tuve claro que seria la iba a usar bastante, en concreto para trabajar la flexión posterior de la espalda poco a poco, ya que debido a su forma circular es de mucha ayuda para tumbarnos encima de ella y rodar, trabajando distintas zonas de la columna, muy aconsejable para trabajar la postura Kapotasana, en la que nos flexionales hacia atrás y nos cojemos los pies con las manos. Por cierto, además es una excelente postura para trabajar el chakra del corazón.

También puede servir para trabajar el equilibrio subiéndonos a ella, o la podemos usar para hacer la transición al escorpión desde pincha mayurasana si todavía no llegamos a tocarnos la cabeza con el pie, y muchas más utilidades.

#4. Una buena esterilla

la verdad es que una buena esterilla te puede cambiar bastante la práctica de yoga. Aunque hay personas que pueden practicar sin ella porqué pueden tener más experiencia, una buena esterilla es esencial.

Normalmente cuando vamos a nuestras primeras clases de yoga, o probamos con la esterilla del centro o nos compramos una barata porqué no sabemos cuanto tiempo le vamos a dedicar a la práctica. Pero si ya sabemos que le vamos a dedicar bastantes horas lo más sensato es invertir en una buena esterilla que se ajuste a nuestras necesidades, porqué las hay de distintos materiales y efectos. Algunas son más gruesas y mullidas y otras son más finas. Debemos escoger dependiendo de nuestras necesidades. En mi caso, al practicar rocket yoga y vinyasa que son yogas muy dinámicos, suelo sudar bastante y necesito una buena esterilla que no resbale, sobretodo al hacer invertidas, equilibrios de brazos o incluso asanas de aperturas de cadera. Recuerdo estar haciendo la postura prasarita padottanasana y notar que los pies van resbalando y no había manera de concentrarme en la respiración por miedo a dejarmee la cadera por el camino, pues eso…una buena esterilla es lo mejor para practicar a gusto.

#5. Ropa de yoga cómoda y de calidad

Al principio de practicar reconozco que no le di mucha importancia a la ropa, simplemente me ponía unos leggins normales y una camiseta sin mangas y a volar, pero la verdad es que cuando probé unos leggins específicos de yoga la cosa cambió bastante; para empezar, suelen ser de de materiales que ayudan a transpirar el sudor y nos mantienen la piel seca, algo ideal para evitar infecciones. También suelen ser antideslizantes, con lo cual al hacer algunas posturas como bakasana ayudan a que no resbalemos y nos evitamos algún tortazo, y además, suelen ser más opacos que los los leggins baratos, con lo cuál nos olvidamos de las transparencias indeseadas. Si encima tienen un buen diseño pues eso que ganamos. Algunas marcas son ecológicas, se hacen con procedimientos respetuosos con el medioambiente y con materiales reciclados. Valen su precio y son una buena inversión.

Y hasta aquí las lista de hoy, espero que te haya sido útil ☺️

Si deseas suscribirte a la newsletter para estar al día de las nuevas publicaciones puedes informar tu mail en el siguiente formulario:

Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: